Cabecera Seminario
El puente llamado «portugués» cerca de las cataratas de Titissat, Etiopía.

«Y confieso que me alegré de ver lo que tanto desearon ver antiguamente el rey Ciro y su hijo Cambises, el gran Alejandro Magno y el famoso Julio César».

Pedro Páez. Historia de etiopía. Ediciones del viento, La Coruña, 2014. Pág. 319.

Durante el presente año, se celebrará en Madrid un seminario que, a partir de la figura del jesuita madrileño Pedro Páez Xaramillo, analizará las relaciones que existieron entre los siglos XVI y XVII entre los reinos ibéricos y el reino cristiano etíope. Para ello, se comenzará comentando las primeras y tibias relaciones diplomáticas, para pasar después a describir la intervención militar portuguesa contra el ejército de Ahmad Graññ (1543-1545) y el impacto que tuvo en el desarrollo de la casta de los burtukan.

La llegada de los primeros jesuitas a la región en 1557 supuso una intensificación notable en la influencia ibérica. Pedro Páez Xaramillo, enviado al país desde Goa, en la India, comenzará su labor en 1603, atrayendo la amistad de dos emperadores que se convertirán al catolicismo. Bajo el patronazgo del rey Susenyos, amigo personal de Páez, edificó el complejo de Gorgora Vieja, corazón de la misión jesuita en el país.

Su amistad con el monarca le llevó a impulsar en 1614 la construcción de un espectacular templo en Gorgora Nova, de cuya grandeza aún son testigos los escasos restos que se mantienen en pie tras siglos de abandono. No en vano, Gorgora Nova funcionaba como centro jesuita y palacio real. La estrecha relación entre el sacerdote y el rey pronto levantó las suspicacias del clero ortodoxo y de buena parte de la nobleza, que no veía con buenos ojos el crecimiento del catolicismo en el país bajo la protección real.

El conflicto no tardaría en aparecer y, como veremos, acabará llevando a una conflagración civil en la que vencerá el bando ortodoxo, causando la expulsión de los jesuitas en 1634.

 El principal legado de Páez, sin embargo, es su magna obra Historia de Etiopía, redactada en portugués entre 1615 y 1621 con el objetivo de contrarrestar las informaciones falsas del P. Luis de Urreta en su fantasioso libro sobre el país. El libro será tratado en profundidad en estas jornadas.

El seminario se organiza como sigue:

  • 15 de febrero, 19:00 h. – En busca del Preste Juan. Primeros contactos de los reinos de Aragón y Portugal con Etiopía.
  • 21 de marzo, 19:30 h. – Pedro Páez Xaramillo: un jesuita excepcional. Desarrollo de la labor jesuítica en tierras etíopes.
  • 8 de mayo, 19:30. – El final de la misión jesuita. El legado ibérico en el Arte y la arqueología etíope.

La entrada al evento es libre y gratuita. Como lecturas previas recomendadas (no son obligatorias) tenemos las siguientes obras:

  • Páez Xaramillo, P. (2014). Historia de Etiopía. Editada por la coruñesa Ediciones del Viento, es la primera traducción completa del libro al castellano.

  • Nuñez González, J. (2018) Etiopía. Entre la historia y la leyenda. La obra clásica del veterano misionero Juan González, Etiopía, hombres, mujeres y mitos (1990), actualizada frecuentemente, es a día de hoy la mejor y más sencilla manera de introducirse en la historia etíope.

  • Reverte, J. (2001). Dios, el diablo y la aventura. La obra de Reverte permitió conocer al gran público la figura de Páez. En ella narra la vida del genial jesuita madrileño.

Para quienes deseen profundizar más, recomendamos estas lecturas académicas:

  • Fernández Martínez, V. M. et alii. (2018). The Archaeology of the Jesuit Missions in Ethiopia (1557-1632). Este fantástico libro recoge los resultados de los trabajos arqueológicos españoles en algunos de los principales yacimientos jesuitas en suelo etíope.
  • Martínez D’Alòs Moner, A. (2015). Envoys of a Human God. La tesis doctoral del investigador catalán Andreu Martínez D’alòs, publicada por la prestigiosa editorial Brill,  es el mejor estudio disponible sobre las misiones jesuitas en Etiopía.