Ángel Olarán en el actoNoticia original publicada en El Mundo.

El misionero Ángel Olaran ha obtenido tiene el título de doctor Honoris Causa tras serle otorgado por la Universidad de Mekele, situada en la región del Tigray de Etiopía, el pasado día 5 de julio por su trayectoria por el desarrollo económico y rural de aquella zona, a la que llegó hace 23 años.

Ángel Olaran fue una de las tres personas que recibieron el importante reconocimiento, junto a un profesor, a título póstumo, y un economista. En su discurso, el misionero destacó su amor a la naturaleza y su compromiso con la acción solidaria. “Hemos de respetar a la madre tierra. Cuando le damos una nos devuelve veinte. Hemos de respectarla, amarla y protegerla”, aseveró el sacerdote, apodado ‘Abba Melaku’ (Padre Ángel) en aquella región africana

El sacerdote también destacó que “la importancia de ayudar no es dar aquello que a ti te sobra sino dar lo que a los niños etíopes necesitan. No se trata de enriquecerse personalmente sino hacerlo para ponerlo al servicio de los otros y para estos”.

El misionero se dirigió a los nuevos graduados “como el futuro de Etiopía”. “Os invito a que sigáis siendo siempre vosotros mismos, que luchéis al máximo por vuestros deseos”. Olaran bromeó con su edad, explicando que “aun que tenga 76 años, estoy con la misma ilusión de siempre”.

El otorgamiento del doctor Honoris Causa reconoce su gran tarea realizada en una zona desolada, convirtiéndola con su trabajo en una zona habitable en la que la cultura del aprendizaje y del esfuerzo comienza a dar sus frutos.