Baalu Girma

Baalu Girma (También transliterado como Ba’elu Girma, en ge’ez በዓሉ ግርማ) fue uno de los escritores más importantes en amhárico del siglo XX. Su fulgurante carrera, que dio títulos tan relevantes como Oromay, se vio violentamente truncada por su desaparición, presumiblemente causada por el régimen comunista del Derg, en 1984.

Nacido el 22 de septiembre de 1939 en Suppe Boro, en la por entonces provincia de Illulabor, su lengua nativa era el oromo, aunque podía leer en ge’ez dado a que atendía a las catequesis de la iglesia ortodoxa tewahedo. Con diez años se muda con su familia a Addis Abeba, la capital, donde aprenderá el amhárico, lengua que dominará en poco tiempo. Fue en su etapa de estudiante de secundaria cuando empezó a desarrollar su pasión por la literatura. Así, en el instituto quedó segundo en un concurso de versos celebrado en 1958.

Ya en la universidad, se matriculó en la Facultad de Artes del Colegio Universitario de Addis Abeba, donde atendió a clases de ciencias políticas y periodismo. En él dirigió la revista universitaria News and Views y publicó algunos poemas en inglés, lengua que hablaba con fluidez. Algunos artículos suyos, muy críticos con el emperador, hicieron que tuviese que esconderse en varias ocasiones. Cuando se graduó obtuvo una beca con todos los gastos pagados para estudiar un máster en periodismo y teoría política en la Michigan State University.

Al volver de Estados Unidos en 1963 se incorporó como periodista del Ministerio de Información. Dos años después, entró en la plantilla de los diarios Addis Reporter, Ethiopian Herald y, posteriormente, Menen. Entre 1970 y 1974 dirigió el diario Addis Zemen, uno de los más prestigiosos de su tiempo y destacado por su imparcialidad. Es en esta época cuando empieza su carrera como escritor, que, como él mismo dejó escrito:

«Existo a través de mi escritura. Más allá no tengo otro deseo. Mi alma ha de esforzarse hasta conseguir la completa expresión de sí misma. Algún día, probablemente algún día, lo lograré». Baalu Girma. Derasiw (El autor).

Portada el Autor

Portada de «El Autor»

Su primera novela, የኅሊና ደወል (Kadmas Bashager, Más allá del horizonte) se publicó en 1970, estando centrada en dos personajes que busca comprenderse a sí mismos. La segunda llegó en 1974, የኅሊና ደወል (Yehillina Dewel, La campana de la consciencia), donde un joven estudiante empieza a trabajar en la escuela de Suppe. Una vez allí lucha para mejorar las lamentables condiciones del centro, a lo que se oponen varios notables del pueblo, si bien finalmente lo logra gracias al compromiso de un señor feudal. La novela fue reescrita y aumentada en 1984 bajo el título ሐዲስ (Haddis), el nombre del protagonista.

El comienzo de los años setenta fue una época de gran agitación social en Etiopía. Crítico con el gobierno imperial de Haile Selassie, Baalu Girma saludó al golpe de estado de 1974, esperando que fuese una oportunidad de modernizar el país. Muchos intelectuales como él adoptaron una posición similar, y no pocos se arrepentirán tiempo después. En 1977, fue nombrado Secretario Permanente del Ministerio de Información, lo que mostraba su compromiso con el nuevo orden marxista en Etiopía.

En የቀይ ኮከብ ጥሪ (Yekey Kokeb Tirri La llamada de la Estrella Roja) y en ደራሲው (Derasiw, El Autor), ambos publicados en 1980) muestra ese compromiso, pero su entusiasmo pronto dará paso al desencanto cuando empieza a ser consciente de los crímenes de Mengistu. Intelectual íntegro que había destacado en la época imperial, sus quejas contra la falta de libertad de expresión y los abusos del poder le granjearon poderosos enemigos.

Oromay

Portada de «Oromay»

Su última obra, Oromay, (1983) muestra un cambio total en su concepción del régimen. El título es una expresión tigriña, Oromay, que significa «sin sentido», aunque procede del italiano Oramai, que puede traducirse como «ahora, en este momento». En él caricaturiza a personajes a los que conoció bien y a los que aprovechó para atacar en el libro. A pesar de que en ningún momento menciona sus nombres, el nivel de detalle que aporta permitía reconocer de quiénes se trataba.

La publicación de Oromay no gustó en la cúpula del Derg, que se sintió humillada. Siete meses después de su publicación, el 14 de febrero de 1984,  Baalu Girma desapareció sin dejar rastro. Su familia encontró su coche cerca de Debre Zeyt, pero ni rastro del escritor. Aunque el gobierno etíope nunca ha hecho ningún anuncio oficial sobre el asunto, nadie duda que fue el Derg quien ordenó su ejecución y desaparición.

Su mujer, Almaz Aberra, y su hija Meskerem emigraron tiempo después a Estados Unidos, donde crearon la fundación que lleva su nombre. A pesar de su importancia para la literatura en amhárico del siglo XX, aún no se han traducido sus libros al español.

Sirva este artículo de sincero homenaje a una persona cuya integridad le forzó a alzar la voz cuando vio que el estado vulneraba los derechos de sus ciudadanos, independientemente del color del gobernante. Baalu Girme protestó contra Haile Selassie y contra el Derg con un compromiso por la dignidad que le acabaría costando la vida.

Para saber más