El 1 de septiembre es fiesta nacional en Eritrea, fecha que conmemora el comienzo de la larga guerra de independencia que libró contra el Imperio Etíope primero, y luego el Derg comunista. Tras 29 años de lucha, no será hasta 1993 cuando el país obtenga su independencia.

Primera bandera de Eritrea, creada por la ONU.

La que fuera colonia italiana fue entregada al Imperio Etíope de Haile Selassie en 1950 como premio por su ayuda durante la II Guerra Mundial. La ONU exigió que Eritrea se uniese a Etiopía en régimen de federación, conservando un amplio grado de autonomía, con su propia bandera, administración local, política fiscal y policía. Pese a esto, el gobierno imperial pronto intentará imponer medidas centralizadoras, lo que generará descontento entre los eritreos.

Hamid Idris Awate.

En 1960, Hamid Idris Awate funda en El Cairo el Frente de Liberación de Eritrea (FLE), cuyo objetivo es obtener la independencia para la ex-colonia eritrea. El 1 de septiembre de 1961, Awate y algunos de sus correligionarios protagonizaron un tiroteo con la policía etíope, lo que es considerado el pistoletazo de salida de la guerra de independencia eritrea. Awate, musulmán de etnia tigré (no confundir con los tigriña), padre de la patria eritrea, morirá en 1962. Ese mismo año, Haile Selassie, usando como excusa el comienzo de la rebelión del FLE, anula la autonomía eritrea y la anexiona como una provincia más al Imperio Etíope.

Soldados eritreos en tanques.

Durante los últimos años del Imperio Etíope (hasta 1974), las actividades del Frente de Liberación de Eritrea se limitaron a la guerra de guerrillas en las zonas rurales del país. La instauración del régimen comunista del Derg, liderado por Mengistu Haile Mariam, no mejorará la situación en Eritrea. En 1977, la situación dará un giro al formarse el Frente Popular de Liberación de Eritrea (FPLE), formado por grupúsculos disidentes del antiguo FLE, quien en adelante llevará la voz cantante en el conflicto; dicho partido estaba liderado por Ramadan Mohammed Nour e Isaias Afewerki (actual presidente eritreo). Aprovechando la ofensiva somalí contra Etiopía en la Guerra del Ogadén (1977-1978), el FPLE invade Eritrea desde la frontera somalí buscando expulsar a los etíopes del país. Sin embargo,  estos estaban apoyados por la URSS, Yemen y Cuba, por lo que los intentos del FPLE de tomar el puerto clave de Massawa y la ciudad de Barentu fueron frustrados.

A pesar de la victoria etíope sobre los rebeldes del FPLE, la aparición de otros movimientos guerrilleros (Frente Popular de Liberación del Tigray, Frente de Liberación Oromo, etc.) en la Guerra Civil de Etiopía (1974-1991) hará que la lucha eritrea no se extinga. En 1988, los eritreos toman Afabet, ciudad que albergaba una de las principales bases etíopes, siendo considerada esta batalla como el principio del fin del Derg en Eritrea. En 1989, los soviéticos anuncian a Mengistu que no van a darle más ayuda militar, lo que precipita los acontecimientos: con el FPLE aliado con el resto de guerrillas etíopes (coaligadas en 1990 bajo el partido-paraguas Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, liderado por el tigriña Meles Zenawi), cuando el Derg cae en mayo de 1991, las tropas comunistas etíopes habían sido expulsadas de Eritrea.

Isaias Afewerk, primer y único presidente de Eritrea.

Meles Zenawi y Isaias Afewerki pactan celebrar un referéndum sobre la independencia de Eritrea en abril de 1993. Los resultados del mismo dieron una abrumadora victoria del sí con el 98,5%. El resultado fue reconocido por el gobierno provisional de la futura República Federal Democrática Etíope, por lo que Eritrea, finalmente, obtendría la ansiada independencia el 24 de mayo de 1993.